EVITA LOS ERRORES MÁS COMUNES

 

 

 

  • ELEGIR UN GIMNASIO MUY ALEJADO DE TU CASA. Todos sabemos que después de todo un día de trabajo, ir al gimnasio puede convertirse en una difícil tarea. Por eso, cuanto más cerca lo tengamos, más complicado es escaquearse.
 
  • NO CALENTAR. “Es recomendable que al comenzar el primer ejercicio de tus series dejes una o dos para calentar los músculos utilizando menos peso del que luego vas a utilizar”.
 
  • OLVIDAR LA BOTELLA DE AGUA. La deshidratación, y más en verano, es una de las principales causas de mareos y golpes de calor mientras se hace deporte. No hay que olvidarse de beber agua antes, durante y después del ejercicio!
 
  • HACER UNICAMENTE EJERCICIO CARDIOVASCULAR. Está comprobado que hacer ejercicios de fuerza antes del cardio ayuda a quemar más grasa. Además, a largo plazo se obtienen mejores resultados: un cuerpo tonificado y estilizado.
 
  • HACER SIEMPRE LA MISMA RUTINA. El cuerpo siempre tiende a entrar en un estado de comodidad. Por ello, para hacer un entrenamiento más efectivo, lo mejor es romper con esta falta de intensidad y cambiar los ejercicios cada uno o dos meses.
 
  • MARCHARTE SIN ESTIRAR! Después de hacer ejercicio es imprescindible hacer estiramientos para prevenir lesiones y para que al día siguiente aparezcan menos agujetas.